Shop My Account

Ismael Ventura, dos pasiones en un maillot

Ismael Ventura Gobik

 

 

Otoño. Las hojas caen, mechones ocres trepan por la montaña y para el ciclista “es el momento de recargar pilas para la siguiente temporada, de disfrutar de la bici sin prisas ni agobios. También es el momento de buscar qué puntos poder mejorar para el siguiente año, hacer el calendario y, gracias a la zona donde vivo, poder practicar otros deportes como el trail run”.

 

Así describe Ismael Ventura este periodo de transición que sigue a un año deportivo “bueno. Es el primer año que compito con mi propia estructura y he podido estar carreras internacionales que nunca hubiese podido hacer corriendo para algún equipo nacional”.

 

Son ya catorce años compitiendo, y si no fuese por estas cosas, la motivación de “seguir cuidándome al máximo y la disciplina del alto nivel” volaría por la ventana. “Aún con todo, me ha quedado la espina clavada del campeonato de España de XCM. Lo había preparado mejor que nunca y llegaba perfecto. Mucho mejor que el año anterior, cuando pude ganarlo. Pero un pinchazo con un corte en el neumático que no pude reparar me dejó fuera. Fue uno de los peores momentos que he pasado en mi carrera”.

“Pero es parte del MTB, esto es MTB” completa.

 

 

Ismael Ventura Gobik

 

 

El ciclista informático

 

“Es difícil decir que soy un corredor profesional. Aunque algunas temporadas hubiese podido dedicarme sólo a competir, nunca he querido dejar de trabajar. En el pasado he centrado mi vida laboral en mi faceta de programador, pero desde hace unos años mi principal trabajo está en el mundo de los medios de comunicación, alrededor de MTB, y en la prueba y desarrollo de productos”.

 

No deja de ser algo se puede compaginar bien con viajes y entrenamientos.

 

ESMTB.com nació nace ahora más de 15 años y cada año crece -describe-. Estamos muy contentos donde se ha situado, del tipo de contenido que realizamos y del enfoque que le damos. Es un privilegio contar con un medio de este tipo y poder ser fiel a una línea de contenidos. Y que además esté respaldada por las marcas. Además de eso, otros trabajos relacionados con la comunicación me han permitido conocer muchos eventos, gente y viajar. Muchas de las cosas que he aprendido compitiendo las puedo aplicar ahora a otras facetas y ser parte del mundillo siempre ayuda a que el trabajo sea un poco menos trabajo y más pasión”.

 

 

Ismael Ventura Gobik

 

 

Dos pasiones plasmadas en el maillot

 

Un día conoció a Gino, una de las caras más reconocibles de Gobik por los circuitos. Fue hace tiempo, el año que Ismael ganó el Iron Bike en Italia. “Siempre me hablaba de la marca -recuerda- y, este año, que tenía libertad para intentar buscar marcas que encajasen con mi idea de competición, no dudé en apostar por ellos. Su imagen de estilo en los diseños y la calidad de su ropa son perfectas para mis necesidades y la imagen que busco”.

 

Y de esa apuesta surgió una línea de ropa inspirada en sus ideas e inquietudes: “Me puse con ese diseño de maillot que tanto ha gustado. En su momento lo veía perfecto para mí como corredor, como la muestra que no era uno más. Pero nunca imaginé que tendría salida comercial. Por suerte en Gobik sí tuvieron esa visión”.

 

Pero no sólo eso: “Hicieron una adaptación del diseño muy original para la versión de campeón de España que llevaba en las carreras de bike-maraton. En el diseño hay de todo. Cada dibujito tiene un sentido. Algunos son muy curiosos. Quizás un día los explique todos uno a uno. El que es programador enseguida se siente identificado con él...”.

 

Sí, hay una línea de código PHP entre los “garabatos”.

 

 

Ismael Ventura Gobik

 

 

Ahora “ya tengo en mente el diseño del año próximo. De hecho, tengo en mente varias ideas sobre equipaciones. El listón ha quedado muy alto con el primer maillot, que ha gustado mucho, pero espero que el siguiente siga esa línea. Realmente me encanta poder tener esa libertad de diseño que Gobik me ha dado en todo momento”.

 

Pero no sólo es la forma, también son el fondo y la prestación de las piezas:

“Es importante principalmente comodidad y un punto muy importante, tanto el diseño como el tallaje es perfecto. Al final la parte visual pesa mucho en la ropa de competición y con Gobik y los diseños que hemos hecho, lo hemos clavado este año. La mejor señal del éxito es ver que otros ahora sacan cosas similares”.

 

 

Momentos que marcan sobre la bicicleta

 

En esos diseños hay una trayectoria, una vida vinculada a la bicicleta. Momentos que algunos tienen nombre y apellidos: “el Campeonato de España de bike-maraton, el año pasado, como el gran momento, como antes lo habían sido victorias como el Iron Bike, y en la Copa Catalana Internacional, hasta cuatro veces, y una segunda posición en la Brasil Ride. También valoro mucho los resultados que hice el año que estuve en la Copa del Mundo de XCO”.

 

Definitivamente “no son números de súper estrella del cross country, pero verme con capacidad de competir entre los mejores del mundo me atrae. Siempre he sido de los que prefiere ser cola de león que cabeza de ratón, aunque quizás no sea lo más valorado hoy en día con la forma en que se comunica en redes sociales” afirma no sin razón.

 

Y este viaje empezó como cadete haciendo MTB. Luego como junior destacó también en carretera, siendo campeón de Catalunya y haciendo podio en carreras por etapas como la Ruta del Vino o la Vuelta a Soria.

 

Pero una mononucleosis lo torció todo en la carretera, en una edad clave, siendo sub 23. Así que volvió al MTB e hizo sus cosas en ciclocross, llegando a competir con la selección española, “pero en aquel momento -precisa- era un deporte sin salida y sin repercusión y el MTB siempre acababa siendo el centro de mis temporadas”.

 

Con todo el MTB es la modalidad favorita: “Es donde están las carreras más técnicas. Ahora compito más en bike-maraton y carreras por etapas. Cuando corro en Francia, sobre todo, puedo encontrar pruebas de bike-maraton técnicas y exigentes, que son las que realmente me gustan”.

 

 

Ismael Ventura Gobik

 

 

La puerta hacia la bicicleta

 

Y ahora, en otoño, volvemos al principio del principio, reposado, volvemos a las primeras experiencias de siempre sobre una bicicleta: “Escaparme con ella a explorar los alrededores de Badalona, donde vivía cuando era pequeño, con mis amigos. Así empecé a montar en bici y siempre recuerdo las salidas que hacíamos los fines de semana”.

 

Y es curioso porque “en mi familia no había nadie deportista, así que siempre me he ido buscando la vida. Tuve la suerte que destaqué pronto cuando era pequeño y que siempre he mantenido un buen nivel con los años. Eso me ha facilitado estar en equipos donde tenía el suficiente apoyo para competir sin tener que quemar el cartucho del apoyo familiar”.

 

Y así sigue, compitiendo, delante, trabajando, siendo de cola de elefante, por ser fiel a lo que piensa y le ilusiona cada día a progresar tanto tiempo después.

 

 

Texto: El Cuaderno de JoanSeguidor