Shop My Account

#TheVueltaRide: La Vuelta a España 2018 por RAD Monika

 thevueltaride RAD Monika

 

 

 

En el año 1924 una mujer compitió en el Giro de Italia. Se llamaba Alfonsina Strada y como la participación no estaba abierta a mujeres, tuvo que camuflase bajo un nombre masculino en la hoja de inscripción. Alfonsin, pues así rezaba en las clasificaciones, acumuló un retraso de 28 horas respecto al ganador tras 3600 kilómetros por la bota itálica.
 
RAD Monika conoce la historia de Alfonsina, sonríe cuando se le menciona. Ella, cuyo nombre real es Monika Sattler, ha culminado la Vuelta a España, casi cien años después que Alfonsina el Giro, saliendo horas antes que el pelotón. Sola a veces, otras acompañada, con un deseo muy simple: que las mujeres sepan que cualquier cosa está a su alcance cuando pedalea. 

 

 thevueltaride RAD Monika

 

 

“Es increíble cuando algunas me vieron por la ruta y otras me acompañaron. Me sentí genial en esos momentos porque demostraba que el mensaje había llegado” proclama.  
 
Con dos tercios de recorrido cumplidos admitía sentirse bien “cada vez mejor y más confiada”. Lo decía sentada en el lobby de un hotel en Santillana del Mar. Estaba en Cantabria, la España verde, disfrutando del segundo día de descanso, confiada por lo que había de venir. Porque, a su jucio, ya había pasado lo peor.
 
“Hice dos etapas sola, la de La Covatilla, durísima, y la siguiente al primer día de descanso – la de Fermoselle- tremendamente llana y casi aburrida. El resto de los días nunca estuve sola en la ruta” apunta.
 
La jornada empezaba cada día, puntualmente a las cinco de la mañana, porque tenía por delante etapas que ciclistas profesionales cubren a velocidades de vértigo, unas horas después. Aterrizaba en las llegadas entre las dos o tres de la tarde.
 
“Es increíble el calor del público y lo que ha calado mi reto en la gente  -apunta-. Es duro no poder corresponder todo el cariño, pero es que es literalmente imposible, porque a las seis estábamos de vuelta en el hotel para descansar de cara al día siguiente. Estuvimos bastante abrumados con tanto mensaje”.

 

 

"Es increíble el calor del público y lo que ha calado mi reto en la gente"

 

 

thevueltaride RAD Monika
 

 

No es para menos. No es un reto cualquiera, es la Vuelta a España en solitario, con los elementos sobre su espalda. “La primera semana fue muy dura, por el calor. Costó coger el ritmo”.
 
La segunda fue otra historia: “El tiempo cambió mucho, fue más llevadero, la temperatura fue más benigna y luego está el paisaje. Amo Asturias, me encanta, sus montañas, tan grandes, tan verdes. Es cierto que es duro, pero este trozo del recorrido lo he disfrutado mucho”.
 
Que la segunda semana le resultara más sencilla, ahora que la recorre sensorialmente, no implica que La Camperona no haya sido “un reto muy duro. Aunque sufrí para llegar arriba, puedo decir bien alto que lo hice sin poner el pie a tierra”.

 

 

"Puedo decir bien alto que subí La Camparona sin poner el pie a tierra"

  

Así las cosas, la tercera semana aparecía más sencilla, “es una crono, nada más, y otros cinco días”. Sabía que en Oiz y los dos días de Andorra estaba lo más duro, pero lo combinaría con jornadas más sencillas y llanas que le darían el respiro y el margen necesarios para asaltar Madrid ayer domingo, 16 de septiembre de 2018.

 
Entonces culminó la historia que inició hace año y medio cuando dejó su trabajo de consultora tecnológica y se vino a Mallorca a vivir sobre dos ruedas finas. La vida es muy corta para cuatro paredes, y eligió el mejor sitio para pedalear: España.
 

 

"Este diseño azul, símobolo de fortaleza femenina, se puede comprar en la web de Gobik"

 

 

thevueltaride RAD Monika 

 

“The Vuelta Ride” es el nombre de esta conquista en nuestros corazones, una muesca más que añade a singulares hazañas preñadas de kilómetros y amor por la bicicleta, como los 2600 de la triple corona de la Haute Route o la ruta que separa Mallorca de Múnich, 1100 kilómetros que fueron el preámbulo a su particular historia en La Vuelta.
 
Y aquí está, con su diseño azul de líneas arlequinadas que Gobik le ha diseñado para la ocasión, “este diseño implica que las chicas fuertes no tienen por qué vestir siempre colores "femeninos". Personalmente me encanta el azul, está disponible en el Teamstore de Gobik”. Al fin y al cabo, Monika es una luchadora, que cruza la península delante de Valverde, Yates y Nairo, demostrando que el ciclismo es el deporte más democrático del mundo. 

 

Alfonsina estaría muy orgullosa de ella, tanto como lo estamos todo el equipo de Gobik.

 

¡Enhorabuena RAD Monika!

 

 

 

Si quieres saber más sobre el reto de Monika, puedes ver esta entrevista de RTVE o visitar su web

 

thevueltaride RAD Monika

 

Foto: Marcel Hilger

Texto: El Cuaderno de JoanSeguidor