Conscientes de nuestra huella

La huella que deja una marca como Gobik es más profunda que sus propios valores.

No hablamos del sentimiento de pertenencia y la identificación de nuestros seguidores, jóvenes talentos o atletas de élite.

Hablamos de nuestro impacto social y medioambiental.




Una forma de afrontar el presente

Cada una de nuestras prendas, tiene un impacto, aunque cambiemos nuestras materias primas o nuestra forma de ponerlas a tu disposición.

Puede resultarte paradójico que Gobik te hable de este modo: además de comprar prendas sostenibles, deberías pensar en que no puedes seguir "comprando" un futuro sostenible.



Sostenible y responsable

Cuando investigamos, innovamos y desarrollamos nuevos productos, pensamos no solo en los beneficios para ti como usuario, también en todos los recursos que no será necesario emplear mañana.

Trabajamos con certificaciones
Standard 100 by OEKO-TEX® que aseguran que los hilos, tejidos o espumas no contienen ningún elemento nocivo para tu salud.

También con una cadena de suministro bajo el sistema 
bluesign® donde la seguridad de las personas (trabajadores y usuarios finales) y la minimización del impacto ambiental son los ejes vertebradores.

Gobik centra su actividad en un único centro productivo en la Región de Murcia (España), con
proveedores cercanos (regionales, nacionales o europeos) para reducir las emisiones derivadas de la logística de aprovisionamiento.

Packaging en materiales reciclados y reciclables para entregar globalmente más de 50.000 pedidos anuales a nuestros Puntos de Venta Autorizados, clientes de Gobik Custom Services y compradores online en gobik.com.



Maillots CX PRO Land

Colección de maillots de manga corta unisex, fabricados con un poliéster 90-100% reciclado.

Una serie de prendas limitada a dos versiones, para un concepto más sostenible y con un nuevo y exclusivo packaging reciclado, compostable y 100% biodegradable.

Calcetines PURE

Con fibras de poliamida Meryl® Skinlife, un tejido libre de productos químicos solventes y que asegura cero contaminación por microplásticos.




El cambio real es un salto desde la sostenibilidad hacia la responsabilidad.

Y depende de todos nosotros. También de ti.
Gracias.