HRC 1912, uno de los grandes clubes ciclistas en Alemania

Hannover es una de las ciudades alemanas más importantes. Capital de Baja Sajonia, su población supera por poco el medio millón de habitantes y es sede de importantes ferias internacionales, en una tradición ferial que tuvo en la EXPO2000 la guinda del pastel.

Como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, el centro de la ciudad fue cruelmente destruido. En los años que siguieron, el coche resultó uno de los elementos referenciales para su reconstrucción, una forma de hacer las cosas que cambió con la citada EXPO2000, cuando los mentores de Hannover se percataron que había otros actores que debían ser la medida de la ciudad, actores como las personas y la bicicleta, que con el paso de los años se ha convertido en la reina de los desplazamientos por el centro urbano.

Un club más que centenario

Hannover además cuenta con uno de los grandes clubes ciclistas de Alemania. Es el HRC1912, lo que viene a ser el “Hannoverscher Radsport Club von 1912“, en otras palabras, el club ciclista de Hannover, fundado el año 1912.

Más de 100 años después de su creación, el HRC1912 crece a buen ritmo. En la historia quedaron otros clubes que acabaron formando parte del actual HRC1912. “Hoy tenemos unos 250 miembros, y seguimos creciendo” nos cuenta Johannes Gräffe, uno de los miembros de una junta directiva que componen cinco personas cuya aspiración es que el club sea un día su puesto de trabajo.

El HRC1912 cuenta con varias secciones, pero son “la carretera, el ciclismo de ocio y la formación de jóvenes” las más importantes en número, aunque no las únicas pues trabajan con ciclistas de pista, ciclocross, gravel y e-Cycling.

“Tenemos hasta 50 ciclistas rodando en nuestra sede central los días más oscuros de invierno. El e-Cycling ha llegado para quedarse, más allá de la influencia de la pandemia. No hay club en Alemania con tantos miembros en este tipo de ciclismo” provee Johannes.

Son tantos que sus resultados crecen en la misma proporción: “Estamos representados en todos los lugares de Alemania, pero también fuera. Por ejemplo, nuestro ciclista Jonas Bokeloh fue campeón del mundo junio en Ponferrada, el año 2014. Y no sólo eso, organizamos grandes eventos ciclistas, entre otros la carrera más antigua del norte de Alemania”.

Gobik viste el HRC1912 desde hace un año. Johannes nos cuenta su historia compartida: “Gracias a nuestro patrocinador Biketime, una tienda de ciclismo en Hannover, les conocimos el año pasado. Después de un primer contacto telefónico nuestra primera impresión fue buena”.

“Una vez vimos las muestras, lo tuvimos claro. Su ropa tiene una calidad muy alta y un precio razonable. Entre nuestros ciclistas activos, que son más de 150, es difícil encontrar a alguien que no esté contento con su nueva equipación. Hay incluso miembros que se compraron ropa en su tienda oficial”.

Hannover para los ciclistas

Volviendo sobre la ciudad en la que se instala el club, “Hannover se sitúa al norte de Alemania, en un territorio que muchos dicen que es llano en apariencia. En el centro de Hannover ahora se puede viajar bastante cómodo con la bici. Hay una gran cantidad de carriles bicis y sobre todo muchos parques por los que se puede ir súper rápido”.

Para entrenar, mejor salir de la ciudad: “En diez minutos estamos en el parque gracias a los carriles bicis paralelos al río Leine, que tenemos a lado de casa. El norte de Alemania no es muy famoso por sus montañas, pero si vas hacia el sur, puedes tener alguna subida interesante. A unos 20 kilómetros de la ciudad, tenemos una montaña, el “Deister”, con la cuesta más famosa en el norte de Alemania, el “Nienstedter Pass”.

Una ruta hasta allí da un itinerario muy decente, de unas tres horas y unos 1000 metros de desnivel. Una salida que de vuelta se puede completar por los parques de Hannover, que tienen la peculiaridad de no tener semáforos.

Al fin y al cabo, alguien dijo una vez que “Hannover es la ciudad más verde del norte de Europa”.