Ride to cut es el nuevo movimiento de Gobik
hacia un futuro mejor para todos.

Un nuevo enfoque que llega para cortar con cualquier impacto negativo hacia el planeta, y las personas.  Ha llegado el momento de hacer tangible algo que Gobik lleva practicando desde hace años, el compromiso por su gente, producto y medioambiente. 







Producto comprometido

En nuestro afán por cuidar del planeta y promover una moda más sostenible, en Gobik hemos decidido extender las premisas del movimiento “Ride to cut” a prácticamente todo nuestro catálogo, creando una amplia propuesta de prendas confeccionadas con al menos un 60 % de materiales reciclados. 

Una propuesta innovadora y comprometida en la que cada prenda contará con fibras fabricadas a partir del reciclaje de botellas de plástico o excedentes de producciones anteriores. 

Packaging coherente

En una clara muestra de compromiso con el medio ambiente, hemos decidido reducir al mínimo el etiquetaje de nuestras prendas. Conscientes de que cada pequeña acción cuenta, nos hemos propuesto cortar con cualquier elemento que suponga impacto ambiental negativo. De esta forma, no solo minimizamos los residuos, sino que también brindamos a nuestros clientes una experiencia todavía más sostenible, en la que cada prenda presenta solo la información esencial. 

Movimiento 360

En Gobik, el compromiso con a la sostenibilidad va mucho más allá de la ropa que fabricamos. Nos enorgullece poder decir que hemos emprendido una senda de cambios y mejoras que nos han llevado a obtener homologaciones tan importantes como las Standard 100 by OEKO-TEX, que garantizan la ausencia de cualquier elemento perjudicial para la salud en nuestros productos. 

Pero nuestro compromiso no se detiene ahí. En nuestra apuesta por la sostenibilidad, trabajamos con proveedores cercanos, reduciendo así la huella de carbono que implica el transporte. 

Además, hemos implementado el sistema “bluesing”, que pone la seguridad de las personas y la reducción del impacto medioambiental como primeras prioridades. 

En nuestra sede central, ubicada en Yecla, apostamos por el autoconsumo energético gracias a la dotación de placas solares. 

En definitiva, un camino que, sin duda, nos lleva hacia un futuro más sostenible y responsable. 

Personas

Lejos de conformarnos con ser una marca sostenible, llevamos años asumiendo una clara responsabilidad social, involucrándonos en causas solidarias y colaborando con organizaciones como Ledartis, pioneros en tratamientos de tumores agresivos, así como iniciativas como el “Reto Pelayo”, que trabajan en la divulgación de la vida sana como prevención al cáncer de mama, y “Mi Princesa Rett”, recaudando fondos para luchar contra esta enfermedad rara.

Y no solo eso, en Gobik también hemos unido fuerzas en numerosas ocasiones con entidades como como Cruz Roja España y Save the Children para hacer un mundo mejor para todos. 



Ride 2 Cut da hoy sus primeros pedales con el claro objetivo de sumar muchos kilómetros en forma de acciones sociales y medioambientales que sensibilicen al mundo de las dos ruedas.