Jordan Sarrou: primer arcoíris élite que diseña Gobik

El pasado sábado 10 de octubre, la familia de Gobik estaba muy pendiente de la suerte de un puñado de bikers que se jugaban el maillot arcoíris en el embarrado circuito de Leogang, Austria. Una expectación que rozó la euforia cuando dos bikers franceses del Absolute Absalon, Jordan Sarrou y Titouan Carod acabaron pisando el primer y tercer escalón de la carrera de XCO élite.

Este es uno de los momentos más intensos en nuestros diez años de trayectoria.

La explosión de Jordan Sarrou

Invadido por una emoción difícil de acotar, Jordan Sarrou describe el momento como “algo que sueñas de niño y con los años te ves ahí, campeón del mundo, pero sería injusto no admitir que es una victoria colectiva, pues hay mucha gente conmigo, sumando para que esto sea realidad: desde mi entrenador, al equipo, la familia, mi mujer… todo se alinea para estar perfecto en el momento indicado”.

“Es sin duda el mejor día de mi carrera -prosigue el francés-. Es que soy campeón del mundo, necesitaré aún más días para creérmelo. Tú siempre compites para el oro, pero esto es demasiado, he encontrado mi sitio y es en lo más alto”. Un sitio que vio con nitidez “a media vuelta para el final, en lo alto del últimos descenso, a partir de ahí pude disfrutar de los últimos metros, sabiendo que lo tenía y pensando en la gente que ha confiado en mí”.

Y es que perteneciendo al equipo de Absalon, sólo hay un objetivo por delante: “Ahora Tokio, sin duda. Es el santo grial y parto de una buena posición, aunque todos sabemos que el trabajo para llegar allí será ímprobo”.

El diseño del arcoíris

Un camino en el que Gobik estará con el nuevo campeón del mundo: “Cada detalle cuenta en este nivel. El trabajo duro resulta mejor si tienes en cuenta cualquier mejora, por pequeña que sea. Llevar prendas de calidad claro que ayuda. Son piezas diseñadas para la comodidad del biker y eso es lo que valoro de Gobik, el equilibrio entre confort y prestaciones en la alta competición”.

La prenda que Sarrou vestirá en los próximos doce meses será la más bonita del ciclismo mundial, lo que conlleva una responsabilidad: “El maillot de campeón del mundo está estructurado para que el color blanco de base ayude a destacar el icono más importante: la banda arcoíris”.

El arcoíris de Jordan Sarrou se une a otras piezas que han escrito la historia de estos diez años de vida de la firma murciana, un camino en el que brillan con luz propia el arcoíris XCO sub 23 de Vlad Dascalu en 2019, los primeros diseños de competición para Primaflor y Carlos Coloma, para los líderes de la Volta a Catalunya y Vuelta a Comunidad Valenciana y para Contador y Basso – Aurum Bikes-, entre otros muchos.

 

¡Bravo Jordan! ¡Bravo Champion du Monde! 

 

Texto: El Cuaderno de Joan Seguidor

Fotos: Whyex y David Ponce