LGNDS, una grupeta Gobik en el corazón de Singapur

Se llama Jansen Chew, y no es una persona más para el ciclismo en Singapur. Lo suyo es un amor por capas, pero todas apuntan a la bicicleta. Su vida va en ella y hacia ella. Es ciclista, claro, pero también fotógrafo y especialista en marketing digital, y todo lo hace girar alrededor de las dos ruedas.

Este pequeño clip de LinkedIn sirve para conocer la persona que está detrás de LGNDS, “el club de ciclismo que más da que hablar en Singapur”, un sitio que nos parece lejano, pero que alberga una creciente comunidad ciclista que mira con pasión este deporte y hace por unir “adeptos” a esta “religión”.

Jansen Chew, como decimos, es la persona que está tras ello, poniendo lo mejor de su experiencia en “hacer crecer la comunidad ciclista en Singapur y conectar a los que ya están en ella. Mi rol consiste en controlar quién está interesado en apoyarnos en nuestra misión, patrocinadores que ven opción de comunicar y mejorar nuestra comunidad. Trato de darles un buen retorno, planificar actividades y que el nexo entre LGNDS y la marca sea sólido”.

El Singapur de los ciclistas  

Un trabajo que tiene lugar en un sitio en el que pocos imaginaríamos una bicicleta haciéndose camino. Pero nada más lejos de la realidad: “Singapur se sitúa cerca del ecuador, por eso es un lugar con un clima tropical idóneo para rodar todo el año -comenta Jansen-. Pero no sólo eso, hablamos de un lugar con todo tipo de terrenos, desde buenos llanos a exigentes colinas”.

Aunque hablemos de un espacio pequeño, unos 700 kilómetros cuadrados, “Singapur es un gigante económico con una excelente infraestructura para acoger visitantes de forma segura y sostenible”.

Para que nos hagamos una idea, una vuelta en bicicleta al perímetro de Singapur se iría a los 170 kilómetros. No es sencillo por eso, estamos en una isla cargada de tráfico y en ocasiones las marchas se interrumpen por los numerosos semáforos “aunque eso no nos quita las ganas de seguir rodando. Además, cuando paramos en los cruces, otros nos ven y se preguntan qué es LGNDS”.

“Preparaos para ciclismo en el trópico, con temperaturas que van de 33 a 40 grados, en el que, a las nueve de la mañana, el sol calienta tanto que no es recomendable salir con menos de dos bidones para la ruta. Luego, para el final, tendremos buenos cafés y sitios para reponer y comentar la salida”. Eso es ciclismo en Singapur.

El plan ciclista en Singapur

Una jornada de bicicleta en el lugar tiene que empezar con la hora mágica del amanecer. “¿Qué ciclista no ama ese momento?” se pregunta Jansen. En una misma salida comienzas en una jungla de edificios e iconos de la isla, para terminar adentrándote en una tranquila campiña. “Es una gozada” admite sobre la singularidad de tal experiencia.

Todo vale para seguir con las bases que marcaron la creación de LGNDS: “Nos prepararnos para el gran fondo y disfrutamos sobre la bicicleta. Nada de dramas. Queremos que, con cada paso, el ciclismo se instale en nuestras vidas”. Nada de valorar el ciclista por su bicicleta, sólo disfrutar de ella y sumar la mayor cantidad de gente en las salidas “incluso a ciclistas de otros clubes, que vienen con nosotros, pasan el día y luego cada uno a su casa”.

Luego están las habilidades de los miembros de LGNDS: “Algunos son muy buenos fotógrafos y saben captar la esencia de lo que hacemos y vivimos, un auténtico gustazo. Vivimos conectados, no nos conformamos con salir y punto, estamos en una experiencia en 360 grados. Somos inconformistas en este sentido, guerreros de fin de semana que se levantan temprano para tomar las calles y evitar el tráfico”.

Con todo ello “buscamos inspirar marcas que estén con nosotros y aprovechen nuestra inercia, pero también que los más jóvenes quieran imitar a sus padres y salgan en bicicleta, llegando a ser algo así como un club amateur profesionalizado, pues planteamos nuestros objetivos, buscamos sponsors y nos cuidamos en nuestro día a día”.

“Si eres rápido, tienes que parecerlo”

“Inconformistas”. Un eslogan que se alinea con la idea que tiene Gobik de la bicicleta y su universo, porque la grupeta de LGNDS viste una piel blanca con mangas negras, o viceversa, que la marca le diseña desde Yecla: “Supimos de ellos gracias a algunos equipos que vestían Gobik, como el Cube-Shimano. Buscábamos algo único y original, y lo hicimos entre varias marcas, pero sólo Gobik acertó en plasmar nuestro espíritu”.

Para Jansen “la ropa es la extensión de la bicicleta, la forma de capturar tu manera de vivir este deporte. Una vez teníamos claro la situación del logo, los colores y el diseño, todo lo demás vino de forma natural. Hemos salvado cuestiones como el salto horario, pero creo que hemos logrado una prenda atemporal, plasmada en materiales de calidad y excelente ventilación”.

En definitiva, que, como cuentan en los círculos ciclistas en Singapur: “Si vas rápido, tienes que parecer rápido”.

Por El Cuaderno de Joan Seguidor