Ivan Basso en el Giro virtual. Etapa 2

El Giro de Italia virtual empezó con una jornada por Abruzzo, un terreno envenenado que Ivan Basso ha refrescado en la memoria con su rodillo.

“Para nosotros, que venimos de la carreta de toda la vida, una carrera así es algo totalmente nuevo -comenta Basso-. Admito que me ha impresionado la interactividad del rodillo, un realismo total. Conociendo como conozco muchas de las carreteras, los repechos y los descansillos, todo resulta muy real. Escuchas que el rodillo se pone más duro y suave según el terreno, un terreno por el que he pasado con mi bicicleta. Comprendes la dureza de cada tramo”.

Por el terreno del Gran Fondo 9 Colli.

En su segunda etapa, el Giro de Italia virtual se adentra en la Romagna, tierra del célebre Marco Pantani, tomando un terreno propio de la decimosegunda etapa que tenía salida y llegada en Cesenatico.

Se celebra entre este miércoles y el viernes.

La carrera online pone el foco en una zona conocida por la 9 Colli, uno de los gran fondo más importantes del ciclismo italiano, saliendo de Linaro “dirección Sogliano, un terreno quebrado con Barboto como principal dificultad. Son cuatro kilómetros y medio al 9% y un pico del 17%”.

El final llevará al pelotón virtual hasta Sogliano al Rubicone, una zona reputada por el “formagio di fossa”.

Es una región preciosa: “Si estás en el mar, es llano como una mesa, pero cuando entras tierra adentro, no tiene un metro de llano, una dureza continua. Aquí está la complejidad del recorrido, se llama etapa de media montaña, pero es como una montaña rusa, no te permite respirar. Otra cosa es la cantidad de pendientes complicadas”.

Textos:  El Cuaderno de JoanSeguidor