Ivan Basso en el Giro virtual. Etapa 3

El Friuli es una pequeña región, más allá de Venecia, encajada entre Eslovenia y Austria, no muy grande en extensión ante el vecino Véneto, pero formidable en la memoria de Ivan Basso, porque en el Friuli se erige el Zoncolan, un coloso montañoso donde Basso empezó a sentenciar su segundo Giro.

La tercera etapa del Giro virtual camina por esos parajes, por casi 27 kilómetros del circuito final previsto en San Daniele del Friuli, final previsto para la 16ª etapa.  

“Es un recorrido que tiene un puerto de casi tres kilómetros al 10% de media y picos del 16%” describe Ivan Basso, que nos explica el valor gastronómico del lugar, cuna del prosciutto crudo de San Daniele, la otra gran denominación del jamón en Italia, junto a la de Parma, en la vecina Emilia. 

Recuerdos en el Zoncolan 

Circulando por el Friuli, el Zoncolan se tercia cada dos palabras en la conversación con Ivan Basso. Hace exactamente diez años, un Giro enloquecido tuvo lugar por la península itálica, con etapas memorables como la del sterrato y la escapada de L´ Aquila. 

De aquellas etapas surgió un ciclista talaverano, David Arroyo, que tuvo opciones casi hasta el final, opciones de ganar. El asalto de Basso al español tuvo dos episodios, el primero en el Zoncolan: “Fue un día muy especial, podemos considerarlo un estadio vertical, la gente debe dejar el coche abajo y subir caminando. Aquí cuenta la cabeza, no cebarte, sacar lo mejor en cada paso y ganar es como hacerlo en el Stelvio o en el Mortirolo, es una cima mítica”. 

Ivan califica el Zoncolan como “el día de la remontada” aunque fue en el Mortirolo donde tomó el mando de la carrera: “Conseguimos descolgar a Arroyo en la subida. La bajada fue terrible, muy complicada, es increíble como todo se puede ir al traste en un mal paso”. 

En 2006, se había dado la circunstancia que Ivan Basso había sido maglia rosa también por el Friuli. 

Sensaciones reales en el entorno virtual

Con dos etapas ya celebradas Ivan admite que “la sensación de competir en virtual es buena. Coincides con nombres como Ballan, Chiapucci o Tafi, estamos conectados por Zoom de la Gazzetta y hablamos de los viejos tiempos”. 

Espera poder salir en breve con su bicicleta, pero hoy más que nunca “lo digital es nuestro aliado en el día a día y creo que ha venido para quedase y ser un complemento perfecto”.

Textos:  El Cuaderno de JoanSeguidor