Diario de la victoria del UAE Team Emirates en la carrera de casa

Cosas de la pandemia, el destino ha querido que el UAE Tour fuera la primera vuelta de la campaña del World Tour y por ende el primer gran objetivo del UAE Team Emirates, por conjugarse el inicio del gran calendario con la carrera de casa.

Por eso, ya desde el inicio de la carrera se anunció un equipo solvente y de garantías bajo la dirección de Joxean Fernández Matxin, junto a Andrej Hauptman, hoy director pero en su día compañero de podio de Óscar Freire en su segundo mundial, y Marco Marzato. Los tres a los mandos del coche para dirigir un “siete” formado por Tadej Pogačar, como líder, junto a Davide Formolo, Jan Polanc, Mikkel Bjerg, Rafal Majka, Fernando Gavira y Max Richeze.

Con Pogačar apuntando a la general, “ésta es una carrera que un día quiero ganar, si es este año, mucho mejor” comentaba, desde el equipo no escondían que iban absolutamente a por todas y con todo: “Queremos subir un escalón respecto al año pasado, es decir ganar, pero además Gaviria ya tiene buenos registros en esta carrera y siendo nuestro hombre en los sprints” afirmaba Matxin de inicio.

Un inicio que fue muy complicado, pues ya en la primera etapa un corte a 100 kilómetros de meta puso a prueba las piernas de los favoritos. La formación de abanicos a la salida de un sprint intermedio provocó un enorme destrozo en el pelotón. El UAE Team Emirates pudo situar a Pogačar y Gaviria en el primer grupo, acompañados de Richeze y Berg, para salir vivos de una general en la que se abrió un insalvable hueco de ocho minutos entre grupos, descartando mucha gente casi sin haber empezado.

El asalto al liderato de Pogačar

El test cronometrado del UAE Tour de este año se resumía en los trece kilómetros del circuito de Al Hudayriyat. Tadej Pogačar sacó punta a su excepcional polivalencia firmando el cuarto tiempo en meta, superado por su compañero Bjerg, pero poniendo tierra de por medio respecto al resto, situándose líder con Almeida y Cattaneo no muy lejos.

Con una brutal selección realizada el primer día y la crono, la tercera jornada no fue menos sencilla. La primera llegada en alto ponía el foco entre los dos mejores del año anterior, el ganador vigente Adam Yates y el aspirante Pogačar. El problema para el inglés sería la pérdida de medio minuto largo en la crono.

Lejos de quedarse quieto, Yates pondría muy complicadas las cosas al líder Pogačar con varios ataques que dejaron al resto descolgados. La escabechina favorecía al esloveno, quien certificaba en la cima su liderato con una victoria de etapa.

Queríamos ganar aquí y lo hemos hecho -dijo Pogačar en la cima de Jebel Hafeet-. Pude responder los ataques de Yates, no fue sencillo seguirle y por eso la victoria me sabe tan bien. Queda mucha carrera por delante y ya sabemos lo que puede pasar en cualquier momento”.

Tras salvar sin novedad la cuarta etapa, Pogačar se dedicó a mantener las cosas como estaban en la segunda llegada en alto, ésta en Jebel Jais. Consciente de lo complicado de la situación, Yates casi no inquietó al líder que salvó sin problemas el día más comprometido sobre el papel. Sería segundo en meta.

Las dos jornadas finales tuvieron desenlaces al sprint, entre los que pudo asomar Fernando Gaviria, décimo en la jornada final, ya en Abu Dhabi. El colombiano fue la avanzadilla del UAE Team Emirates que certificaba el triunfo de Tadej Pogačar, acompañado en el podio por Asam Yates y Joao Almedia, éste a más de un minuto, en una foto que hablaba del nivel de los rivales.

“Éste era el primer gran objetivo del año -comentó el vigente ganador del Tour de Francia- tanto para mí como para el equipo. Será un placer volver el año que viene a defender el dorsal uno”. La temporada continuará para la perla eslovena este fin de semana con una de las clásicas más singulares de la campaña, la Strade Bianche.  

 

Por El Cuaderno de JoanSeguidor

Fotos BettiniPhoto / Fizza Photo